"Ahora, debemos pensar en cómo cuidar la soberanía argentina"

- -
Dr. Florencio Aceñolaza. Fotografía Adrián Lugones Ampliar
Luego del fallo de la ONU que reafirma la incorporación de un 35 por ciento a la Plataforma Continental Argentina, el Dr. Florencio Aceñolaza, geólogo y profesor emérito de la UNT, reflexiona sobre su trabajo como miembro de COPLA.
El conflicto por la soberanía de las Islas Malvinas tiene una larga historia. Precisamente abril es un mes significativo para los argentinos, que recordamos y homenajeamos a los Veteranos y Caídos en la Guerra en la que nuestro país intentó recuperar las islas, ocupadas por fuerzas británicas desde 1833.
 
Sin embargo, hace algunas semanas, empezó a escribirse un nuevo capitulo para Argentina cuando la ONU (Organización de las Naciones Unidas) reconoció los alcances elevados por un minucioso informe técnico presentado por un equipo de investigadores, que establece que el país agrandará un 35% su plataforma marítima, es decir 1,7 millón de kilómetros cuadrados hasta el límite del tramo que comprende a las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur.
 
La resolución de la ONU, implica por lo tanto un importante avance en la disputa contra el Reino Unido y un respaldo hacia el reconocimiento de la soberanía argentina sobre las Islas.
 
Florencio Aceñolaza es Geólogo y fue docente de la UNT durante más de 40 años,  labor que le valió la distinción como Profesor Emérito de nuestra casa. Pero además fue uno de los impulsores de la creación de la Comisión Nacional del Limite Exterior de la Plataforma Continental (COPLA), órgano estatal encargado de elaborar la presentación final del límite exterior de la plataforma continental argentina. Por eso, la Legislatura de la provincia, entregó una distinción al geólogo por su trabajo. 
 
“Argentina se adhirió en el año 1994 a la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, acuerdo que determina el derecho de cada estado ribereño del mundo a fijar su límite exterior, conforme a normas técnicas y procesales”, explica Aceñolaza para entrar en tema. “En ese contexto, nuestro país ha venido trabajando por más de veinte años con equipos de profesionales de distintas instituciones y universidades argentinas en la recolección de datos e información que permitan establecer con presición el límite exterior de nuestra plataforma continental”, agrega.
 
“Para eso, fue necesario realizar estudios sobre la geología, geofísica y oceanografía del territorio. Conicet puso a disposición un barco con mas de 70 tripulantes y fue necesario contratar numeroso navíos alemanes, equipados con la tecnología acorde a tales fines”, recuerda Aceñolaza.
 
Recién en mayo de 2009, nuestro país presentó el resultado de ese proceso de investigación. “Fueron casi dos toneladas de carpetas que llevamos a la ONU”, grafica el geólogo mientras explica que el informe técnico fue elevado y analizado por 21 jueces internacionales. Cada uno recibió una copia.

Cuidar la soberanía
 
La recomendación argentina sobre la necesidad de ampliar los límites exteriores de la plataforma continental, incluyeron una detallada fundamentación científica, que fue adoptada por consenso el 11 de marzo de 2016 por la CLPC, (Comisión de Límites de la Plataforma Continental) encargada de examinar los datos y toda la información presentada por los estados ribereños.
 
“La geología de la plataforma es muy parecida a la que existe en la superficie argentina. La rocas mas antiguas que están en Malvinas son idénticas a las de las Sierras Australes que se encuentran en Buenos Aires, y que se formaron en la Era Precámbrica”, detalla Aceñolaza. Además asegura, que  “existe una secuencia de rocas similares a las de las Sierras de La Ventana, o en sectores de La Patagonia, donde se localizaron rocas paleozoicas, con sedimentos de la era mesozoica”.
 
 “La cuestión de fondo ahora debe ser como proteger esos límites reconocidos formalmente por Naciones Unidas”, plantea preocupado Florencio Aceñolaza. “Es un paso adelante enorme. La Argentina tiene que empezar a pensar cómo proteger y desarrollar una política económica sobre ese territorio", asegura el
Profesor emérito de la UNT, que no se anima todavía a dar por cerrado un círculo importante de su carrera, aunque afirma que “toda esta información será de utilidad para mis estudiantes que deberán el día de mañana profundizar el tema”.