Jóvenes tucumanos reclaman aprender más sobre ciencia y tecnología

Alumnos interesados en saber de ciencia. Lugar: Instituto Técnico de la UNT. Fotografía: Adrián Lugones / Ampliar
Una encuesta indica que casi el 80% de los estudiantes del último año del secundario están interesados en esos temas. Sin embargo sólo el 13 % conoce a un científico y casi la mitad considera que es un trabajo muy difícil. La televisión resultó ser el medio más influyente para informarse de ciencia.

Una encuesta realizada por investigadores del Conicet y de la UNT, que contó con el apoyo del Ministerio de Educación de la Provincia revela una actitud positiva de los jóvenes tucumanos frente a la ciencia, pero al mismo tiempo desnuda la realidad de que muy pocos alumnos conocen a algún científico y la mitad de ellos considera que sería muy difícil trabajar de investigador.

La investigación incluyó una encuesta realizada a 2040 jóvenes del último año del secundario de 120 escuelas entre técnicas, de gestión privada y de gestión pública, tanto urbanas como rurales. En total, Tucumán tiene 373 establecimientos medios, por lo tanto la muestra representa el 32% del total de escuelas secundarias distribuidas en el interior y en la capital.

Del estudio se desprende que un porcentaje alto de los jóvenes (el 77%) se muestra interesado en aprender sobre los nuevos avances y descubrimientos en ciencia y tecnología. Además el 85% cree que los científicos son necesarios para que el mundo mejore y el 87% que son personas importantes.

Casi la totalidad de los encuestados (92%) considera útil estudiar ciencia en la escuela, en tanto que ocho de cada diez chicos cree que la gente debería entender de ciencia porque influye en su vida diaria.  En este marco, un 45% considera que para la gente mayor la tecnología es “mágica”, lo que expresa desconocimiento sobre la misma

Sin embargo, la otra cara del estudio señala que más del 30% de los jóvenes del último año del secundario nunca realizó experimentos en clases de ciencias, la mitad no participó de muestras científicas y sólo un 35% visitó fábricas, empresas o industrias. Apenas un 13% de los alumnos conoció a un científico y casi la mitad de los encuestados (el 45%) piensan que les resultaría muy difícil trabajar como investigador.

Otro resultado revelador es que apenas a un 34% le gustaría estudiar una carrera relacionada con ciencia o tecnología. Este resultado se encuentra por debajo de los datos presentados en la Encuesta complementaria “Vocaciones científicas” de la Tercera Encuesta Nacional de Percepción Pública de la Ciencia (MinCyT, 2014), donde la intención de continuar los estudios ronda el 50%, y mucho más abajo del nivel de respuesta de los jóvenes porteños, donde ocho de cada diez encuestados manifestó su interés por la ciencia.

Investigación multidisciplinaria

El equipo está liderado por Elisa Colombo, directora del Conicet y del Instituto de Luz Ambiente y Visión de Ciencias Exactas (ILAV), Adrián Janos y Leonella Lazarte de la Facultad de Psicología, Nora Jarma de la Facultad de Ciencias Económicas y cuenta con la participación del Ministerio de Educación de la Provincia.

Las encuestas fueron preparadas por profesionales del Instituto de Investigaciones Estadísticas de Ciencias Económicas y realizadas por estudiantes del último año de la carrera de Psicología. Se prepararon preguntas cerradas con un rango de opciones para medir la intensidad de la respuesta. Las mismas contemplaban la predisposición de los chicos hacia la ciencia, a través de su valoración en materias como matemática, química, física y biología.

Colombo aclaró a Noticias UNT que el objetivo de la encuesta no fue saber si la escuela era buena o mala en si misma para depertar vocaciones científicas, sino conocer cómo los jóvenes visualizaban la ciencia y la tecnología a través de distintos canales y la escuela es sólo uno de ellos. “Pero también está la familia, las visitas a fábricas y museos, la sociedad en su conjunto, el sistema científico, el gobierno, los municipios, los medios de comunicación, etc. Todos pueden aportar en mayor o menor medida a despertar vocaciones científicas”, reflexionó.

Televisión: el medio más influyente para informarse de ciencia

Los resultados de la encuesta afirman que la televisión aparece como el medio más influyente a la hora de informarse sobre ciencia y tecnología. Dos de cada diez de los encuestados indicó que mira frecuentemente programas televisivos sobre ciencia, tecnología y naturaleza, y al incluir a los que lo hacen de vez en cuando, observaron que ocho de cada diez usan este medio de información.

El informe sostiene que en el caso de Internet también puede observarse una alta utilización por parte de los jóvenes, ya que ocho de cada diez chicos afirmaron que se informan por este medio. “Esto es positivo ya que indica una actitud proactiva por parte de los interesados al momento de buscar información”, opinaron los autores de la encuesta en su presentación.

Otra apreciación interesante es el empleo de los medios gráficos para conocer de ciencia. “Son bastante utilizados en el caso de Tucumán por lo que casi seis de cada diez encuestados dicen emplearlo para informarse. Es llamativo el nivel de uso de revistas como medio de información, ya que cuatro de cada diez encuestados dicen usarlas con cierta frecuencia”, afirmaron en el informe. Finalmente, el medio menos empleado para conocer de ciencia, según la encuesta, fue la radio.


Sólo 3 de cada diez chicos seguiría una carrera científica

Al evaluar las razones por las cuales los alumnos del secundario no creen estudiar una carrera que pueda estar vinculada a la ciencia o a la tecnología, seis de cada diez jóvenes afirma tener otras preferencias. “Eligieron otras opciones como las ciencias de la salud (al parecer se desvincula la faceta de investigación científica de la de atención clínica en carreras como medicina), también en el caso de educación física, carreras de humanidades y ciencias sociales”, mencionaron los autores del informe.

El 47% de los encuestados sostiene que no le gusta estudiar Física, porcentaje seguido de cerca por Matemáticas (43%) y por Química (42%). Además la mitad de los jóvenes tucumanos considera difícil Matemáticas. El informe detalla las diferencias con la encuesta de Buenos Aires, dónde la materia que menos les gusta a los alumnos es Matemáticas (24%), seguida de lejos por Química (5,3%) y por Física (4,7%).

Un 36% de los encuestados no seguiría carreras vinculadas a la ciencia y la tecnología porque cree que sus conocimientos son insuficientes, un 39% intuye que las materias relacionadas a la ciencia son difíciles y un 37% piensa que tendría que estudiar mucho (las respuestas podían incluir más de una opción).

Como conclusión, el informe mencionó las dificultades que enfrentan los jóvenes en relación a la ciencia y la tecnología, pero también evidenció su interés por los resultados y aplicaciones, una gran valoración de las mismas y de los científicos.

Colombo consideró un reto y una responsabilidad de toda la sociedad mejorar la percepción de la ciencia y la vocación de los jóvenes por seguir carreras científicas. “Es tarea de gobiernos, municipios, del sistema científico, de la familia e inclusive de los medios de comunicación”, finalizó la investigadora.

Breve presentación de la encuesta