La UNT distinguió a un experto en Beethoven

- -
Distinción como Doctor Honoris Causa del destacado musicólogo y compositor inglés, Barry Cooper / Ampliar
El compositor inglés Barry Cooper investigó la vida y obra del músico y reconstruyó su Décima Sinfonía. El viernes, la Orquesta Sinfónica estrenó para Argentina esta composición.
El viernes 17, la rectora Alicia Bardón y el vicerrector José García, distinguieron al musicólogo, compositor y organista inglés, Barry Anthony Raymond Cooper, con el título de Doctor Honoris Causa de la UNT. La ceremonia se llevó a cabo en la sala de sesiones del Consejo Superior y participó el director de la Orquesta Sinfónica, Roberto Buffo, quien propuso la distinción y otras autoridades universitarias.

Justamente la apertura de temporada de la Orquesta Sinfónica de la UNT se realizó, a las 22, en el Teatro Alberdi. La Orquesta interpretó, en estreno argentino, la Décima Sinfonía, que fue reconstruida por Cooper, a partir de los bocetos dejados por Beethoven. La velada del concierto se completará con la “Cuarta Sinfonía”, “Adagio para Cuerdas” y “Canto Elegíaco”, este último junto al Coro Universitario de Tucumán, dirigido por el Maestro Juan Pablo Cadierno.

Bardón aseguró que “para la Universidad es un honor también haber otorgado este Doctorado Honoris Causa a quien hiciera ese trabajo de investigación, en distintos lugares de Europa, con el material original que dejó Beethoven casi al final de su vida”. Luego invitó a la sociedad tucumana a participar del espectáculo musical en el Alberdi.

Buffo sostuvo que “lo que la Universidad está distinguiendo del doctor Cooper no es un hecho artístico sino un hecho de investigación musicológica, la aplicación de principios científicos en la investigación artística. Agregó “porque realmente hay que ser un erudito y conocer tremendamente la obra de Beethoven para haber sido capaz de hacer lo que él hizo, de reconstruir a partir de bocetos, la Sinfonía Décima”.

Luego de la ceremonia, Cooper agradeció la distinción a la Universidad y a las autoridades en particular. Explicó que no le alcanzarían tres o cuatro vidas para investigar de Beethoven. Detalló que le llevó ocho años reconstruir la Décima Sinfonía y que es su especulación, en base a estudios, de lo que sería esa composición. “Mi trabajo es de reconstruir como cuando un paleontólogo encuentra restos óseos y reconstruye un dinosaurio”, ejemplificó.

Cabe destacar que es la primera vez que la Casa de Altos Estudios otorga un reconocimiento de este tipo a un musicólogo. El flamante Doctor Honoris Causa sostuvo que su trabajo consistió en investigar el proceso creativo de Beethoven y no sus obras completas, porque sobre lo último existen cientos de análisis.